martes, 27 de mayo de 2008

¡Sapere aude!

Las personas somos animales racionales y una de las características más importantes es que omnibus mobilior sapientia.
En los tiempos actuales las personas de los países desarrollados vamos a centros educativos, todos tenemos el derecho ex aequo, ya que de iure los jóvenes deben formarse hasta los dieciséis años. Una vez finalizada esa enseñanza obligatoria los alumnos sponte sua pueden continuar formándose y cursar el bachillerato, hacer ciclos o bien dedicarse al mundo laboral es ad libitum. Pero la realidad es que non scholae sed vitae discimus. De facto, cada vez que dos personas tienen una discusión sobre un determinado tema, ipso facto cada uno expresa su opinión sui generis. Al final, a fortiori aquella persona será la que lleve la razón.
Por último, no debemos olvidar que la vida es también panem et circenses, ya que tenemos trabajar sin olvidarnos de que hay momentos en los que poder disfrutar.

2 comentarios:

merche dijo...

Estupendo post, Bea.
Espero te animes a seguir publicando.

RAFAEL dijo...

Bea, que buen post. Veo que has utilizado una considerable cantidad de latinismos propios del ámbito sociojuridico.Sige así.