martes, 5 de febrero de 2008

-Texto con aurea dicta-

Vade retro! le dije a mi amiga, cuando estuvo a punto de pisar mi planta favorita. Ella me respondió, que queria pisarla porque no le gustaba, yo me disgusté pero de gustibus nihil. Tanto me enfadé que me fuí corriendo y ella me dijo Quo vadis?, yo no le quise constestar. Pero una vez sola pensé: "!Deo gratias un lugar donde poder descansar a gusto!". En ese momento mi amiga entró a mi habitación para disculparse me echó la mano encima del hombro y con mucha rabia le contesté :noli me tangere!. Ella me pidió que le perdonara porque era alter ego. Asi que yo le perdoné ab imo pectore

2 comentarios:

Lluís dijo...

I tot per una planteta, si 'es que ens enfadem per unes coses...

Beatriz dijo...

¡Hola!
Me ha parecido bonito este texto ya que los demás han de repetar los gustos de cada uno, pero también hemos de saber perdonar de todo corazón.
¡Adiós!