martes, 15 de abril de 2008

La adelfa y la madreselva.

Después de estos dos últimos posts que desde Fundamentos Léxicos he realizado conjuntamente con el departamento de ciencias del instituto, ha llegado el momento de hacer una valoración personal al respecto.
Me ha parecido una actividad muy fructífera con la que hemos podido aprender desde el punto de vista también científico pese a ser algunos, alumnos de letras. Ha sido fácil de realizar gracias a las numerosas fuentes de información de las que disfrutamos hoy en día. Eso sí, sin olvidar que hay fuentes más fiables que otras. Un punto muy a tener en cuenta cuando se realiza un trabajo de este tipo.
A mí personalmente me ha sido más costoso buscar datos sobre la madreselva. La adelfa era más conocida para mí puesto que ya sabía de su carácter tóxico y me pareció curioso aportar un poco más de información en el blog para poder prevenir. Ambas me parecen físicamente muy llamativas y un buen objeto de decoración. Además después de esto, estoy segura de que las podré diferenciar claramente, gracias también al conocimiento de su nombre científico y su etimología.
De este tema ya trató en su día Merche, en un post donde explíca más concretamente el fín de estos trabajos.