domingo, 21 de julio de 2013

HABLEMOS DEL GOBIERNO


© Copyright Dibujalia.
Fuente: http://www.dibujalia.com/dibujos-congreso-diputados-1897.htm

Con este título parece que me meto en arenas movedizas, pero realmente sólo pretendo parafrasear a Tip y Coll para dirigir vista y  oído a las palabras que leemos y escuchamos en los medios de comunicación. Quizá muchos políticos tuvieran que hacer un esfuerzo etimológico y dar el sentido verdadero (ἐτυμος: verdadero) a las palabras que utilizan. En cualquier caso este pequeño análisis nos servirá para entender mejor lo que nos dicen.
Y no hay más que empezar por el título de esta entrada “GOBIERNO” del verbo gobernar  que se introdujo en el castellano a partir del latín GUBERNARE y este a su vez del griego κυβερνἀω conducir una nave (de ahí cibernética: arte de navegar-por internet-). Y como el que conduce una nave es el primero, el que manda, del verbo griego  ἄρχω tenemos la raíz arc-, arqui-. Por tanto si el poder lo ejerce un grupo reducido de personas tendremos una OLIGARQUÍA (ὀλίγος: poco). Si manda una sola persona tendremos una MONARQUÍA (μόνος: uno solo), si manda el padre (πατήρ) PATRIARCADO y si la madre (μήτηρ) MATRIARCADO. Pero si no manda nadie ANARQUÍA (ἀν: prefijo alomorfo de  que significa  ausencia de).
Otras formas de gobierno son la REPÚBLICA, del latín “res, rei” –cosa, hecho- y “publicus, -a, -um”, o sea la cosa pública. O la DICTADURA, del latín “dictare” (dictar), el dictador, por tanto será el que dicta, redacta o compone, “a su gusto”, claro. También se puede gobernar con DESPOTISMO, del griego δεσπότης que significa dueño y señor absoluto, y con NEPOTISMO, del latín “nepos, nepotis”  (sobrino) cuando los políticos nombran cargos públicos a sus familiares y amigos.
Pero aun hay más, mucho más, porque el sustantivo griego κράτος que significa poder ha regalado a los políticos una gran cantidad de poderes: la DEMOCRACIA, por suerte,  (δῆμος: pueblo), el gobierno del pueblo, o la BUROCRACIA (del francés “bureau”, oficina), cuando el poder está en manos de la Administración del estado, es muy pesadito lo del papeleo. Pero si el poder está en manos de Dios (θεός: dios) tendremos una TEOCRACIA, como pasaba en la Edad Media. Y muy contemporáneo lo de la TECNOCRACIA (τέχνη: técnica, arte), cuando el poder está en manos de los técnicos a los que a menudo tenemos que recurrir humildemente y que nos miran por encima del hombro, ¡es que tienen el poder!  O la ARISTOCRACIA, cuando el poder está en manos de los nobles que antes eran “los mejores” (ἄριςτος: el mejor). Pero si mandan los de la tercera edad (eufemismo de viejos) tendríamos una GERONTOCRACIA (γέρων, γεροντος: viejo, anciano) lo que siempre aporta experiencia. Si gobiernan las mujeres tendríamos una GINECOCRACIA (γυνήγυναικός: mujer), y si manda el dinero, y desafortunadamente parece que está de moda, tendremos una PLUTOCRACIA (de “Pluto, -onis”: dios romano del inframundo donde se encuentran las piedras preciosas y por tanto el dinero  (en griego es el dios Hades). Pero otra vez hay quien piensa que sería mejor la supresión de cualquier poder, así piensa el ÁCRATA (: prefijo alomorfo de ἀν  que significa  ausencia de)
Además los POLÍTICOS (πόλις: ciudad), si hay alguna discrepancia, ”montan” POLÉMICAS (πόλεμος: guerra, enfrentamiento, que viene a su vez del verbo griego  πελεμιζειν: sacudir –muy metafórico-) o hacen DEMAGOGIA (δῆμος + ἄγω: conducir al pueblo), estrategia política que según su etimología  podría ser buena o mala dependiendo del demagogo, o sea de si nos quiere llevar “al huerto” o a “buen puerto”. O hablan de CONTUBERNIO si hay alguna conspiración, (del latín “cum” y “taberna” –tienda del los soldados—donde se reunían estos para comer o conversar, o tramar algo).  En ocasiones se ponen de acuerdo, llegan al ansiado CONSENSO (del latín”cum” y “sensus”: con los sentidos de acuerdo”) y firman  PACTOS (del participio latino “pacisci” de la misma raíz que “pax, pacis” –paz-).
Por otro lado si creéis que el latín y su cultura están desfasados, o lo que es peor, muertos, os diré que nuestros políticos todavía hablan en el FORO (forum, .i), desde la TRIBUNA  (púlpito del tribuno romano, de “tribus,-us”, cada una de las divisiones tradicionales del pueblo romano que en principio eran tres, por eso lo de TRI-),  saltan a la PALESTRA,  (en latín el lugar donde se luchaba o donde se entrenaban para luchar) y con su ORATORIA (arte de hablar para persuadir del que era experto Cicerón ya en el siglo I a. C.) intentan conseguir QUORUM (el genitivo plural del pronombre relativo latino: ”de los cuales”) o sea el número necesario de asistentes a una reunión para que las decisiones que en ella se tomen sean válidas.  También pueden convocar un  REFERENDUM, del verbo latino “refero”, lo que ha de llevarse de nuevo a la aprobación del pueblo, en unos COMICIOS, el plural del sustantivo latino “comitium”: lugar donde se reunía el pueblo (compuesto de “ire” y “com-“: ir conjuntamente). Los CANDIDATOS (así llamados porque se vestían con toga blanca, del latin “candidus, -a, -um: blanco) pueden ser elegidos  ¡todavía!  SENADORES (los integrantes del “senatus” romano eran los más ancianos, por eso esta palabra está formada a partir del adjetivo “senilis,”) y  EDILES (magistrado romano, “aedilis”, a cargo de las obras públicas y las calles de la ciudad de Roma, actualmente son los concejales del ayuntamiento, el de fiestas, el de ValenBici, etc.)
                Y hasta aquí solo una pequeña muestra de nuestro

“POLÍTICO MUNDO CLÁSICO CONTEMPORÁNEO”.

Si necesitas recordar el alfabeto griego para leer este post, atiende al siguiente vídeo:


BIBLIOGRAFÍA

1 comentario:

Merche Gracia Broch dijo...

Está claro que la política inspira.